La asociación nacional de balnearios analiza el futuro del termalismo

La asociación nacional de balnearios analiza el futuro del termalismo

La alcaldesa destaca la importancia de la colaboración público-privada en este sector

La tercera edición de las Jornadas ‘Balnearios 2020’ que se celebra desde ayer en la instalación termal de Archena, organizadas por la Asociación Nacional de Balnearios (Anbal) en un marco de reflexión sobre el futuro del sector termal. El objetivo del evento es alcanzar conclusiones que permitan hacer un planteamiento común de las diferentes líneas de actuación del sector. La alcaldesa, Patricia Fernández, destacó en la presentación la importancia de la relación público-privada entre empresa y Ayuntamiento en el caso local.

La regidora también e refirió a la importancia del Balneario de Archena como referente del municipio en empleo y por su buena gestión. Asimismo, señaló la colaboración entre el Consistorio y la empresa en la puesta de la señalización, en la iluminación, en la gratuidad para la ocupación de los parking, entre otros aspectos.

Destacan en este evento el desarrollo de los paneles dedicados a la aplicación del IVA en el producto de balneario, así como el reto del presente y futuro del programa de termalismo social del Imserso. Cuestiones que se muestran esenciales para el futuro a corto plazo.

En cuanto a la perspectiva internacional sobre este sector turístico será aportada hoy por Joao Pinto Barbosa (Termas de Portugal y European Spas Asociation), quien expondrá la situación del asociacionismo balneario en Portugal e Italia. Por su parte, Carlos Romero, de la sociedad Segittur, expuso ayer la propuesta de la creación del termalismo sénior europeo y el impacto que puede generar para la actividad empresarial española.

La estancia en el balneario de Archena de los diferentes participantes está acompañada a lo largo de ayer y hoy de la celebración de cenas especiales y visitas guiadas a las instalaciones, por lo que se desarrollarán en un ambiente profesional pero distendido.

 

Fuente: LaVerdad.es