Spa. Niños vamos…

Spa. Niños vamos…

 

Lagunas, masajes, manicura, tratamientos… ¿Quién ha dicho que los menores no pueden relajarse en un spa?

El centro termal CALDEA de Andorra abre el primer spa infantil de Europa.

Seguro que muchas veces has pensado que tus hijos no se cansan nunca, pues su frenética actividad demuestra que tienen pilas para rato.

Pero ellos también agradecen momentos de relajación y cuidado que les carguen esas energías que día a día emplean, para que puedan seguir jugando como siempre.

De esta idea parte el centro termal Caldea, situado en Escaldes-Engordany, en el principado de Andorra, que en el mes de julio inaugura LIKIDS, el primer spa europeo exclusivamente infantil.

Los niños de 3 a 8 años tienen a su disposición más de 400 metros cuadrados de superficie en exclusiva.

Un spa solo para niños sin la compañía de los padres, a diferencia del uso en otras instalaciones de Caldea, eso sí, siempre con la vigilancia de personal cualificado.

Mientras, los papás podrán relajarse en CALDEA-INÚU, el espacio wellness para adultos con una amplia oferta de tratamientos y que presume de ser el dominio termal más grande del Viejo Continente.

Entre las instalaciones de LIKIDS destaca la laguna central, un espacio acuático de más de 70 metros cuadrados donde se realizan juegos y talleres, y que cuenta con cuatro zonas diferentes: corrientes de agua, camas de agua, puddles y dos cañones de agua.

Encontrarán estimulantes la playa suave, una zona sensorial con dunas que simulan el dibujo de las burbujas de agua y el espacio fitness, donde podrán recibir unas sesiones de yoga básico.

También les encantará el espacio beauty, en el que los peques podrán disfrutar del masaje Happy Feet para recuperar fuerzas, además de pedicuras, manicuras y tratamientos básicos con cremas aromáticas, siempre adaptadas para niños.

Por si fuera poco, el spa también dispone de una sauna, con actividad de relajación guiada, basada en la lectura de cuentos y un mini jacuzzi, con zona de tumbonas, sofás y grandes televisiones para que los pequeños no se pierdan sus dibujos animados favoritos.

Dependiendo de la edad de los niños, las entradas cuestan 12,50 € para los que tienen 3 y 4 años y de 25 € para los más mayores. Por supuesto, existen entradas combinadas para adultos y niños desde 95 €.

La entrada de CALDEA LIKIDS incluye el acceso para los más pequeños a todas las instalaciones durante tres horas, albornoz, toalla y actividades complementarias gratuitas, como el Beauty Experience.

También la relajación guiada mediante cuentos, la iniciación guiada al yoga y los diferentes espectáculos que se ofrecen en el spa, donde diferentes artistas juegan y hacen acrobacias con agua, luz y música que dejarán prendados a los peques.

Ya no hay excusa, CALDEA es el mejor destino para grandes y pequeños, donde el primer spa infantil de Europa abre sus puertas para que los niños tengan su propio espacio exclusivo, del que no querrán salir.

Los papás harán lo propio en CALDEA-INÚU

Fuente: hola.com

Etiquetas:, ,