Destino Termas
Termas Salud&Turismo - Termas de Argentina, Uruguay, Brasil, Chile
Home |  Hotelería y Alojamientos   | Spa |
.
IR A DESTINOS VARIOS
 
PROMOCIONES
PROXIMAMENTE
 
 
 
 

Descubriendo el Corredor del Rio Uruguay - Federación
MANDISOVI


Estando el padre del Libertador (Don Juan de San Martín) a cargo de la Gobernación de Yapeyú, funda en julio de 1777, la estancia de Mandisoví. Alrededor del casco y la Capilla, de la Inmaculada Concepción, se fue reuniendo la población dispersa en la campaña.

Tanto la estancia como el poblado, fueron tomando una significativa magnitud, tanto en lo económico, como en lo social.

En 1803, Santiago de Liniers transita por la zona en camino a Misiones y viendo la importancia de la localidad, auspicia la radicación de un sacerdote.

En el transcurso de su “Expedición al Norte”, el General Manuel Belgrano, informado de la trascendencia de Mandisoví, perfecciona la existencia del poblado y adjudica en propiedad comunal, una superficie de dos leguas cuadradas. Todo ello en un decreto que expidió desde Curuzú Cuatiá(Ctes.) el 16 de noviembre de 1810.

Al regreso de la Campaña al Paraguay, pasa por Mandisoví, donde pernocta la noche del 6 de abril de 1811. En ese viaje creó el cargo de Alcalde para dicho pueblo, y nombró en ese puesto al comerciante de origen guaraní, don Pablo Areguatí, que fue posteriormente Gobernador de las Islas Malvinas (1822 / 1823).

Desde 1811 y por varios años mas, acontecimientos bélicos y avatares políticos sumieron al pueblo en la pobreza. Muchos emigraron y al fin, en 1846 el entonces gobernador de Entre Ríos, Justo José de Urquiza dispuso su traslado a otro lugar, sobre el río Uruguay, hecho que se produjo entre el 20 de marzo y el 31 de mayo de 1847, denominándose a la nueva villa, “Pueblo de la Federación”, en homenaje a la causa federal.

Ese solar histórico, donde alguna vez se levantó la Capilla, y una Estancia donde se criaban casi 30.000 cabezas de ganado, todavía existe.

Un pueblo donde sus habitantes amaron, lucharon. . .murieron. Gente como la de hoy, que también tenía sueños, esperanzas. . . y tristezas.

Apenas a 7 kilómetros de las Termas de Federación, se encuentra Mandisoví. Es de propiedad privada, pero sus dueños (familia del señor Abel Colombo) accede por lo general a autorizar visitas.

Claro es que, ya no se ve la Capilla de la Inmaculada, ni el viejo casco. Sólo un antiguo monolito recordatorio y a su lado, un mas que centenario ombú.

El paisaje es tan apacible y bucólico, que reconforta verlo. Con sus suaves lomadas, el Mandisoví, el mismo que cruzó Belgrano, a pocos metros. . . El silencio y la suave brisa, invitan a imaginar la vida de ese entonces ¡ Hace 224 años ! Nos transporta a otros tiempos. . . Quizás valga la pena conocer ese pedazo de historia tan lejana, en un lugar tan cercano. . .

Autor: Agustín Gibert

PROMOS Hotel & Spa
 
Alojado en egrupos.net